Pagar “con la patilla”

En primer lugar, me gustaría que te quitases de la cabeza la imagen de Curro Jiménez o de Fito y Fitipaldis. No hablo de ese tipo de patillas precisamente…

Una breve introducción

El mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados y las formas de pago con las que contamos hoy en día son varias. Atrás quedaron las búsquedas desesperadas por un cajero de Caja San Fernando para poder pagar la compra.

Ya de por sí, nos cuesta tener cash en la cartera gracias a las diferentes formas de pago con las que contamos:

– Tarjetas de plástico: es la forma más tradicional de pagar sin soltar dinero en metálico.

PayPal: ha hecho un esfuerzo continuo por intentar que la gente use su servicio de pago “virtual” para así empezar a olvidarse incluso de las tarjetas de crédito. Quizá las comisiones que cobra les impida ir más allá.

– Aplicaciones de pago person to person: no quiero hacer publicidad de ninguna, pero me gusta mucho Twyp. Con este tipo de aplicaciones puedes enviar dinero de forma gratuita a cualquiera de tus contactos (siempre y cuando también tenga la aplicación instalada, claro). Se ha convertido en una forma cómoda de pagar la cuenta del bar.

– Pago con el móvil o reloj: Empresas como Samsung o Apple disponen de sus propios métodos de pago: Samsung Pay y Apple Pay. Tan sencillo como acercar tu móvil (o tu reloj) al terminal de pago y autorizarlo.

Si fueran pocas las opciones de pagar evitando llevar dinero encima, ahora llega Visa y quiere que pagues con la patilla de tus gafas.

Espera un momento… ¿Con la patilla?

Sí, con la patilla. Ya lo de acercar la oreja al terminal de pago o quitarte las gafas y acercarlas con la mano para no hacer creer a la gente que estás escuchando lo que te susurra el datáfono será cosa tuya. Siendo sincero, teniendo la posibilidad de pagar con la patilla de las gafas espero que más de uno acerque la cabeza al terminal. Si nadie lo hace, me sentiré defraudado.

La tecnología de las gafas recibe el nombre de WaveShades. Dicha tecnología está basada en un chip con tecnología NFC localizado en una de sus patillas.

Puede parecer más una estrategia publicitaria que una nueva revolución de los pagos “contactless”, pero lo cierto es que es un nuevo concepto que no pasa desapercibido.

Los primeros, los surferos

Las primeras pruebas de pago con la patilla han tenido lugar estos días durante la Quiksilver Pro, competición organizada por la WSL (World Surf League) que tuvo lugar en Gold Coast, Australia. En este evento Visa es patrocinador, así que cuidado con no usarlas.

pagar con gafas
Imagen de http://www.cheapraybansunglassesu.co.uk

Este evento es un buen escenario para probar esta nueva forma de pago, ya que normalmente pocas personas llevan la cartera encima (playa, bañador, surf…)

Se repartieron alrededor de 50 pares de gafas a colaboradores y participantes a modo de prueba y se comprobará su funcionalidad.

Los elegidos opinarán sobre lo buena o mala experiencia que hayan tenido con esto del pago con gafas.

Shut up and take my money!

Calma amigo. Todavía no se sabe nada sobre el coste o disponibilidad de las gafas. Parece ser que Visa está probando el agua con el dedo del pie para ver lo fría que está. Dependiendo de eso, se mojará un poquito el cuello o se tirará de bomba. O quién sabe, a lo mejor se va a la toalla sin bañarse.

Una vez que pasen esta primera fase, la idea será llegar a algún acuerdo con algún banco que quiera ayudar con el despliegue definitivo.

“Estas gafas van con nuestro lema está donde la necesites”, dijo Chris Curtin, jefe de marca e innovación de marketing de Visa a la cadena estadounidense CNBC.

La idea que tienen es la de tomar objetos que la gente no crea que pueden ser usados para pagar, como lo son unas gafas de sol (o incluso un anillo) y sacarlos al mercado para mostrar que tal vez sí que sirven para tal fin.

Algunas limitaciones

El uso de esta tecnología también se ve en cierto modo limitada a las condiciones externas, como por ejemplo es el caso de usar gafas de sol por la noche o en días lluviosos. En algunas ciudades son raros los días de sol… en Sevilla, por ejemplo, son raros los días de lluvia 😎. Chris Curtin, director de la marca y parte del grupo de marketing de VISA, defendía ante CNBC que seguirán investigando en métodos de pago con objetos cotidianos.

Conclusiones

Quién sabe… Quizá algún día el concepto de la cartera con tarjetas, monedas y billetes desaparezca de nuestras vidas y podamos efectuar los pagos con elementos que hoy en día no pensamos. O bien con algunos que ya usemos (gafas, anillo, pulsera…), o bien alguno que aún no nos imaginemos (chip implantado).

Habrá que estar atentos a qué novedades tienen preparadas empresas como Visa en su misión de dejar obsoletas a las tarjetas de crédito.

Por cierto, cuidado si uno eres de esos que se van dejando las gafas por ahí, ya que perder estas gafas puede ser peligroso.

¿Qué opinas sobre esta nueva posible forma de pago? Cuéntanos en los comentarios.

Post relacionados

Tendencias en movilidad de 2017 y su evolución respecto 2016: sistemas operativos, navegadores y mot... Para la sociedad actual, la movilidad es algo muy preciado y se ha convertido en un elemento indispensable en los avances de la tecnología. Como ya hicimos el pasado año, y sabiendo la importancia que tiene hoy en día, a...

Deja un comentario