Firma Electrónica en LATAM. Segunda Parte

Como ya os adelantábamos la semana pasada, debido al cambio en la normativa relativa a la firma electrónica que se va a producir en toda la EU en 2016, hemos querido echar un vistazo al estado de la firma electrónica en LATAM. La semana pasada os traíamos la primera parte de este artículo y ahora vamos con la segunda. 

Tal y como os decíamos la semana pasada, es importante que antes de empezar, hagamos una dos aclaraciones previas:

1.- La normativa en materia de firma electrónica cambia de país a país. No obstante la ausencia de normativa reguladora no supone la invalidez de la misma.

2.- La denominación de lo que en España se conoce como firma electrónica y firma electrónica avanzada, cambia de país a país. Sin embargo cabe destacar que debido a la similitudes con la normativa española, en varios países la nomenclatura de la firma electrónica en LATAM, es muy parecida a la nuestra.

A continuación vamos a seguir analizando los países que se nos quedaron pendientes la semana pasada.

8.- Guatemala

En este país, el marco jurídico viene determinado por la Ley 47-2008 : Ley para el Reconocimiento de las Comunicaciones y la Firma Electrónica, sin haberse producido ninguna modificación posterior.

De acuerdo a la dicha ley, se hace una diferenciación entre firma electrónica y firma electrónica avanzada, de esta forma:

Firma electrónica: Los datos en forma electrónica consignados en una comunicación electrónica, o adjuntados o lógicamente asociados al mismo, que puedan ser utilizados para identificar al firmante con relación a la comunicación electrónica e indicar que el firmante aprueba la información recogida en la comunicación electrónica.

Firma Electrónica Avanzada: La firma electrónica que cumple los requisitos siguientes:

  1. Estar vinculada al firmante de manera única;
  2. Permitir la identificación del firmante;
  3. Haber sido creada utilizando los medios que el firmante puede mantener bajo su exclusivo control;
  4. Estar vinculada a los datos a que se refiere, de modo que cualquier cambio ulterior de los mismos sea detectable.

Como se puede ver, la normativa guatemalteca en materia de firma electrónica es idéntica a la española.

9.- México

México es uno de los países con mayor volumen de negocio a través de firma electrónica y por ende donde se encuentra más regularizada. La normativa reguladora es la Ley DOF 11-01-2012 . Esta ley, atribuye valor jurídico a las transacciones electrónicas, de esta forma, se da plena validez legal a la firma electrónica avanzada, la cual se define como:

‘el conjunto de datos y caracteres que permite la identificación del firmante, que ha sido creada por medios electrónicos bajo su exclusivo control, de manera que está vinculada únicamente al mismo y a los datos a los que se refiere, lo que permite que sea detectable cualquier modificación ulterior de éstos, la cual produce los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa‘

Así, los sujetos obligados tienen que cumplir dos requisitos, tener un certificado digital vigente y contar con una clave privada generada bajo su exclusivo control.

10.- Nicaragua

En este país la normativa reguladora es la Ley 729 sobre Firma Electrónica, haciendo diferenciación entre firma electrónica y firma electrónica certificada. Siendo ésta última la que tiene la misma validez que la firma manuscrita.

De acuerdo a esta normativa, la firma electrónica se define como:

‘datos electrónicos integrados en un mensaje de datos o lógicamente asociados a otros datos electrónicos, que puedan ser utilizados para identificar al titular en relación con el mensaje de datos e indicar que el titular aprueba la información contenida en el mensaje de datos.‘

La firma electrónica certificada tiene que cumplir tres requisitos para tener dicha validez legal:

  1. Que los datos de creación de firman correspondan exclusivamente al titular;
  2. Que el certificado reconocido en el que se base, haya sido expedido por un proveedor de servicios de certificación acreditado; y
  3. Cuando el dispositivo seguro de creación de firmas provenga de un proveedor de servicios de certificación acreditado.

Nicaragua es otro ejemplo de normativa muy similar a la española.

11.- Panamá

En este caso, el marco legal viene definido por dos Leyes y un Decreto Ejecutivo, hablamos de la Ley 51 del 22 de Julio del 2008, la Ley 82 del 9 de Noviembre de 2012  y por último el Decreto Ejecutivo 684 del 18 de Octubre del 2013. De acuerdo  a esta normativa, se habla de firma electrónica y firma electrónica calificada.

La firma electrónica se define como: ‘Conjunto de sonidos, símbolos o datos vinculados con un documento electrónico, que ha sido adoptado o utilizado por una persona con la intención precisa de identificarse y aceptar o adherirse al contenido de un documento electrónico.

La firma electrónica calificada es aquella firma electrónica que además cumple con los requisitos de la firma electrónica y además está respaldada por un certificado digital calificado.

La normativa panameña es un poco diferente del resto de casos que hemos visto hasta ahora, puesto que la validez de la firma electrónica depende de la importancia del documento. De esta forma, se considera de manera genérica sería suficiente con la firma electrónica, sin embargo, en los casos en los que se requiera realizar la firma bajo la gravedad de un juramento, sí que haría falta la firma electrónica calificada.

12.- Perú

La ley reguladora de la firma electrónica y digital es la Ley 27269. De acuerdo a la misma, se habla de firma electrónica y firma digital. A continuación vamos a presentar las definiciones:

Firma electrónica: Entiéndase por firma electrónica a cualquier símbolo basado en medios electrónicos utilizado o adoptado por una parte con la intención precisa de vincularse o autenticar un documento cumpliendo todas o algunas de las funciones características de una firma manuscrita.

Firma digital: La firma digital es aquella firma electrónica que utiliza una técnica de criptografía simétrica, basada en el uso de un par de claves único; asociadas una clave privada y una clave pública relacionadas matemáticamente entre sí, de tal forma que las personas que conocen la clave pública no puedan derivar de ella la clave privada.

Como se puede ver, ambas tienen poder vinculante entre las partes firmantes, puesto que incluso en la firma electrónica, se puede llegar a reconocer la misma validez que la manuscrita.

13.- Puerto Rico

La normativa vigente en Puerto Rico es la Ley 359 de 2004, sobre la Firma Electrónica. A diferencia de la mayoría de países que hemos visto hasta ahora, Puerto Rico se asemeja más al sistema de Estados Unidos que al de España y por ende al de Europa.

De acuerdo a dicha ley, se reconoce a la firma electrónica la misma validez legal que pueda tener la manuscrita, no obstante, tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  1. Identificar a una persona natural o jurídica, denominada signatario.
  2. Ser creada con datos que el signatario mantiene bajo su exclusivo control, de manera que esté única e individualmente vinculada al signatario.
  3. Autenticar al signatario como el autor de cualquier mensaje, documento o transacción que sea generado o transmitido por medios electrónicos, al cual se aneja la referida firma.
  4. Que sea posible detectar cualquier alteración de la firma electrónica hecha después del momento de la firma.
  5. Cuando uno de los objetivos del requisito legal de la firma consista en dar seguridades en cuanto a la integridad de la información a la que corresponde, que sea posible detectar cualquier alteración de esa información hecha después del momento de la firma.
  6. Corresponder a un Certificado de Firma Electrónica vigente y emitido por una Autoridad Certificadora debidamente acreditada.

Como podemos ver, en Puerto Rico, se reconoce la firma electrónica, que sería equivalente a la firma electrónica avanzada en España, pero no se hace mención a lo que nosotros consideramos firma electrónica simple.

14.- Uruguay

La ley encargada de regular la Firma Electrónica en Uruguay es la Ley 18600.  De nuevo esta normativa es muy similar a la española si bien se diferencia entre firma electrónica- en España, firma electrónica simple- y la digital – equivalente a firma electrónica avanzada-.

Firma electrónica: Se entiende por firma electrónica, el resultado de obtener por medio de mecanismos o dispositivos un patrón que se asocie biunívocamente a un individuo y a su voluntad de firmar

Firma digital: Se entiende por firma digital, un patrón creado mediante criptografía, debiendo utilizarse sistemas criptográficos «de clave «pública» o «asimétricos», o los que determine la evolución de la tecnología (certificado digital).

Todo documento electrónico autenticado mediante firma digital, se considerará como de la autoría del usuario al que se haya asignado la clave privada correspondiente, salvo que medie prueba de la falsificación del documento electrónico o de la divulgación de la clave por terceros.

15.- Venezuela

La norma reguladora de el Decreto Ley 1204, del 13 de Diciembre del 2000. Dicha normativa reconoce la validez legal a la firma electrónica que cumpla con los requisitos que se van a especificar a continuación. A diferencia de la legislación de otros países en este caso se contempla que la falta de cumplimiento de dichos requisitos va a suponer la no validez de la firma electrónica. Los requisitos que tienen que cumplirse son:

  1. Garantizar que los datos utilizados para su generación puedan producirse sólo una vez, y asegurar, razonablemente, su confidencialidad.
  2.  Ofrecer seguridad suficiente de que no pueda ser falsificada con la tecnología existente en cada momento.
  3. No alterar la integridad del Mensaje de Datos

De esta forma, se contempla el equivalente a la firma electrónica avanzada que simplemente se llama firma electrónica pero en Venezuela no hay un equivalente a la firma electrónica simple.

Hasta aquí, hemos hecho un repaso  de la situación de la firma electrónica, por todos los países de Latinoamérica. A grandes rasgos se puede decir que la legislación es muy similar a la normativa española y que dada la evolución de los negocios digitales y la globalización, es muy probable que dentro de poco estas normativas vayan evolucionando.

¡Hasta la semana que viene!

Post relacionados

Diferencias entre los Sellos Electrónicos (eSeals) y las firmas electrónicas (ESignatures) en eIDAS... La transformación digital ofrece enormes ventajas, pero también supone retos importantes para las organizaciones o el usuario. Por suerte, contamos con herramientas que nos facilitan las cosas. Entre otras, las firmas y ...
7 usos de la firma digital, más allá de presentar impuestos ¿Eres empresario o responsable de una empresa? Sigue leyendo, este artículo te interesa. Hoy te traemos 7 usos de la firma digital que van mucho más allá de la mera presentación de impuestos en la sede electrónica de Hac...
El papel de la firma electrónica en el Sector Fintech La era digital ha supuesto una revolución sin precedentes a nivel tecnológico y social, propiciando a su vez cambios disruptivos en distintos sectores, entre ellos el financiero. Dentro de este, las empresas Fintech ocup...
La experiencia de Viavansi en la jornada internacional de Firma Digital El grupo Viavansi ha participado en el seminario internacional de firma digital para analizar sus principales usos, soluciones y aplicaciones. Además, los ponentes aprovecharon la jornada para debatir sobre la transforma...

Deja un comentario