Por qué necesitas la firma digital en la expansión internacional

Durante los últimos años, gracias al avance de las nuevas tecnologías y al fomento por parte de instituciones y gobiernos, la internacionalización de las empresas es algo cada vez más habitual. Ya no necesitas ser un compañía con mucha infraestructura para poder salir a otros mercados. Esto se debe en parte a lo que conocemos como transformación digital y las  soluciones como viafirma disponibles en el mercado que permiten que sea una realidad. Te explicamos por qué la firma digital es uno de tus mejores aliados para alcanzar la expansión internacional con tu empresa.

En este último siglo, el mundo se ha convertido en una aldea global y, gracias a la globalización y otros procesos políticos, sociales, culturales y económicos de enorme complejidad, se han producido muchos cambios en la manera que entendemos y nos relacionamos con el resto de las personas, tanto social como económicamente. Hoy en día, las empresas se expanden globalmente a una velocidad impresionante, gracias principalmente al avance en la industria de las telecomunicaciones.

Lo que antes hubiera costado varias generaciones ahora se consigue en unos años: Uber llegó a 77 países en seis años y Netflix alcanzó más de 190 países siete años después de lanzar su plataforma de streaming. La forma de hacer negocios ha cambiado por completo… y lo sigue haciendo.

La globalización ahora mismo está también sufriendo ciertas modificaciones debido a la expansión de las tecnologías digitales y al comportamiento de los clientes en constante cambio. Los gobiernos son muy conscientes de ello.No en vano, la Agenda Digital para Europa es una de las siete iniciativas de la Estrategia Europa 2020. En ella, la UE reconoce la importancia del uso de las TIC para garantizar un entorno digital seguro, abierto e imparcial.

En este sentido, se elaboró la Estrategia para el Mercado Único Digital, cuyos objetivos son la mejora del acceso a los bienes y servicios digitales, la creación de las condiciones idóneas para el éxito de estos y el aprovechamiento del potencial de crecimiento de la economía digital.

La transformación digital es otro de los procesos que han ayudado y han impulsado a esta internacionalización de la economía y de la actividad de las empresas. El objetivo es integrar de una forma estructurada y radical las nuevas tecnologías, para que el modo de trabajo y la cultura cambien profundamente y aprovechar así al máximo sus beneficios.

El smartphone ha sido uno de los mayores avances en este sentido y el que ha permitido una mayor movilidad a cualquier empresario. La expansión internacional se hace mucho más fácil y accesible. Así, cualquiera puede tener su despacho en el bolsillo donde quiera que esté, además de otras aplicaciones que facilitan en gran medida el trabajo.

La movilidad elimina los límites de la oficina y ha cambiado la forma de hacer negocios. Ahora, se pueden cerrar acuerdos en cualquier lugar, lo que hace especialmente más fácil ciertos trabajos que requieren estar en constante movimiento, como puede ser el de comercial.

La movilidad de la firma digital

Dentro de ese “despacho” portátil, la firma digital es una de las herramientas esenciales para poder llevar a cabo su trabajo fuera de la oficina, en cualquier parte del mundo. La firma digital tiene la misma validez que una firma manuscrita, además de una serie de ventajas añadidas. En el caso de la internacionalización de un negocio, es prácticamente obligatorio hacer uso de ella.

A la hora de llevar tu empresa más allá de las fronteras nacionales, se necesita ayuda y colaboración de otras compañías, con las que firmar acuerdos de todo tipo y establecer relaciones comerciales beneficiosas para ambas partes.

Afortunadamente, la Unión Europea y todos sus miembros reconocen la validez legal de la firma digital, equiparable a la de la firma tradicional si cumple una serie de requisitos, gracias a la normativa EU 910/2014. En cuanto a países que no estén dentro de este territorio, se necesita un acuerdo de reconocimiento por parte de las autoridades pertinentes.

No siempre es posible coincidir en el mismo lugar ni siquiera en el mismo país. Al igual que las reuniones se pueden realizar a través de videoconferencias, los acuerdos también se pueden firmar a distancia, desde cualquier punto del mundo, gracias a la firma digital. Esto supone un gran ahorro en costes de transporte y evita que se retrasen procesos importantes esperando a un día y una hora en la que todas las partes puedan coincidir.

Las ferias especializadas son otros lugares a los que suelen acudir representantes de la empresa para establecer nuevas relaciones comerciales. Ya no hace falta que vayan con una carpeta llena de contratos para el caso en el que se llegue a un acuerdo. En el móvil o en la tablet están todos los documentos e incluso se pueden hacer modificaciones si es necesario. Se firma en el momento y se puede enviar la copia a los implicados por medios digitales de manera instantánea..

La importancia de delegar

Normalmente, son los ejecutivos de alto nivel los que tienen que viajar más para reuniones, eventos o cerrar acuerdos, pero ellos también tienen otras responsabilidades dentro de la empresa, por lo que no pueden estar mucho tiempo fuera y desatender sus otras obligaciones.

La delegación de la firma digital es otra de las características que hace que una herramienta de firma digital sea realmente útil y polivalente. Gracias a esto, tareas de menor importancia, pero que también necesitan de la firma de un responsable, se pueden llevar a cabo a pesar de que no esté presente. Por ejemplo, el CEO puede delegar su firma en su secretaria para evitar retrasos innecesarios.

expansión mercados

Todas estas ventajas que ofrece la firma digital se pueden conseguir con soluciones viafirma, gracias a su innovador concepto de la firma universal. Todos los usuarios podrán utilizarla en cualquier ordenador, tablet o dispositivo móvil, da igual cuál sea su sistema operativo.

La internacionalización de un negocio nunca ha sido más fácil gracias a los avances tecnológicos que tenemos a nuestra disposición. La desaparición de las fronteras no es la única condición para conseguir este objetivo, ya que se necesita de una serie de herramientas para que lo hagan posible.

Además, en el mundo actual, la competitividad es una característica esencial para la supervivencia de una empresa, y ésta se consigue, entre otras cosas, implementando tecnologías innovadoras que hacen que su rendimiento sea más eficiente que el resto. Gracias a éstas, se consigue un ahorro de costes y una flexibilidad, que repercute directamente en los beneficios de la compañía.

Por último, la firma digital cuenta con más ventajas que no afectan directamente a la internacionalización de la empresa, pero sí a su organización, como la reducción del uso de papel, el ahorro de espacio y simplificación de procesos burocráticos. Además, todo esto repercute positivamente en la imagen que proyecta la empresa ante el público.

Deja un comentario