¿Cuando usar firma electrónica y cuando firma digitalizada?

En anteriores post os hemos hablado sobre la firma electrónica móvil y la firma digitalizada, sobre las cuestiones técnicas de nuestra firma digitalizada e incluso de los casos de uso de ésta , pero ¿cómo diferenciar cuando me interesa usar firma electrónica o firma digitalizada?

En nuestra opinión depende del perfil del usuario que firma, os lo explicamos con un ejemplo práctico:

Una empresa de trabajo temporal necesita ahorrar costes y agilizar sus trámites. Para ello ha decidido eliminar el papel y por tanto la firma de contratos laborales se llevará a cabo de forma electrónica. Tiene varias posibilidades para llevar a cabo este objetivo:

  • Firma electrónica a través de un lector de DNIe instalado en el pc.
    • Ventajas: En este caso la firma alcanzaría el nivel de firma electrónica reconocida con la misma validez legal que la firma manuscrita.
    • Inconvenientes: La mayoría de personas que tienen el DNIe desconocen su PIN y nunca han llegado a realizar ningún trámite con certificados digitales por lo que su deconocimiento sobre este tipo de sistemas es un gran inconveniente.

Firma electrónica

  • Firma digitalizada bien con dispositivos de captura Topaz o con tablets capacitivas (iPad,Android).
    • Ventajas:
      • No requiere conocimiento por parte del usuario de ningún tipo de clave.
      • Estamos acostumbrados a realizar este tipo de firmas en establecimientos habituales como el corte inglés, mercadona, etc…
    • Desventajas: La no existencia de legislación específica sobre firma digitalizada implica la necesidad de recuperar el mayor número de evidencias jurídicas que sea posible, de cara a garantizar tanto el no repudio de la operación como la captura de datos biométricos, la encriptación de la información y el sellado de tiempo.

Firma digitalizada

Este mismo caso nos serviría para el consentimiento informado electrónico que requiere una firma por parte del paciente, firma de contratos de alquiler, nóminas, acuses de recibo, etc.

Sin duda para este tipo de casos nos decantaríamos por la firma digitalizada, aunque siempre recomendamos contemplar en primer lugar la firma basada en certificados u optar por una solución mixta: firma digitalizada y/o firma electrónica avanzada y reconocida, en ordenadores de escritorio y móviles.

Deja un comentario