Ciberseguridad y confianza en los hogares españoles

Como en cualquier otro ámbito, todo tiene partes positivas y negativas e Internet no es una excepción, a pesar del potencial y de la infinidad de ventajas y posibilidades que ofrece, aún existe cierto recelo a realizar transacciones online o registrar nuestros datos, por miedo a que nuestra información personal quede en malas manos. El uso de internet para comprar, hacer trámites online es cada vez más extendido, ¿ pero lo vemos como seguro?. ¿Cómo perciben los usuarios los peligros de Internet? ¿Qué hacen para protegerse? ¿Funcionan los sistemas de protección que utilizan?

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) ha publicado recientemente los resultados de su último estudio sobre la ciberseguridad y confianza en los hogares españoles. Los datos fueron obtenidos a través de encuestas online a 3.665 hogares (uso declarado) y de observación directa con el software Pinkerton (uso real).

El objetivo de este estudio era hacer un análisis del estado real de la ciberseguridad y la confianza digital entre los usuarios españoles de Internet, además de impulsar el conocimiento especializado y útil en materia de ciberseguridad y privacidad, para mejorar la implantación de medidas por parte de los usuarios

El estudio diferencia dos tipos de medidas de seguridad: las automatizables, que no requieren de ninguna acción por parte del usuario, y las no automatizables, que sí que tienen un carácter activo. La medida automatizable más utilizada por los usuarios es el programa antivirus una vez más, mientras que, de las no automatizables, las contraseñas también se mantienen en el primer puesto.

En cuanto a las redes WiFi, la mayoría (38.6%) utiliza para su protección un estándar WPA2, pero crece el porcentaje de usuarios que desconocen si su red se encuentra protegida o no.

Seguridad en Android

El sistema operativo Android 6 se convierte en el más utilizado (36.5%) dejando a Android 5 en tercer lugar, justo por debajo de Android 4, que se mantiene en un 29.6% de los dispositivos analizados.

Los sistemas de bloqueo remoto del terminal y de desbloqueo seguro mediante PIN o patrón experimentan el mayor crecimiento en el uso declarado por los encuestados y es el sistema de protección más utilizado (76.8%), seguido muy de cerca por los antivirus y el bloqueo automático.

En la comparación con el uso declarado con el uso real, se producen grandes discrepancias con estos datos. La mayor disonancia es la del uso del sistema seguro de desbloqueo, con un 52% menos de diferencia. El principal motivo que declaran los internautas españoles para no utilizar medidas de seguridad no automatizables es no necesitarlas o no estar interesados en ellas.

Hábitos de comportamiento en la navegación y uso de Internet

Los usuarios de los servicios de banca y comercio a través de Internet mantienen buenos hábitos de comportamiento en general. Las tarjetas prepago o monedero continúan siendo las menos utilizadas (38.5%), mientras que cerrar sesión al terminar y vigilar los movimientos periódicamente los más utilizados.

En lo que respecta a los registros en servicios en Internet, continúa la tendencia anterior: más de la mitad de los usuarios (56.1%) declaran no leer las condiciones e información legal antes de aceptarlas.

En las redes sociales, la mayoría (50.7%) mantiene su privacidad restringida a sus amigos y contactos, aunque el 6% desconoce cómo tiene configurada su privacidad.

Incidencias por malware

Entre los ordenadores analizados el 53.2% presentaba virus y sus usuarios no se habían percatado.

En los dispositivos Android esta brecha disminuye: los usuarios no percibieron la presencia de malware en el 23.6% de los dispositivos en los que Pinkerton encontró infecciones. Los troyanos y adwares publicitarios experimentan un crecimiento destacable (11.4% de media) con respecto al último periodo.

El 65.6% de los ordenadores de los hogares españoles analizados con Pinkerton se encuentran infectados con al menos una muestra de malware conocida. De estos, un 71.9% presentan un nivel de riesgo alto debido al potencial peligro que suponen los archivos maliciosos encontrados en ellos.

Consecuencias de los incidentes online

En el primer semestre de 2017 aumentan las detecciones de troyanos bancarios, ransomware y rogueware en los ordenadores de los hogares españoles. Entre los dispositivos Android analizados con Pinkerton el rogueware se destaca como la subcategoría de troyano más detectada.

La utilización de hábitos prudentes conduce a una minimización del riesgo de consumación de un intento de fraude. En todos los casos, un porcentaje superior al 93.5% de los usuarios que tienen buenos hábitos no sufrieron ningún tipo de perjuicio económico como consecuencia de un intento de fraude.

Entre aquellos usuarios que han sufrido una suplantación de identidad destaca el cambio de contraseñas como la principal modificación de hábitos (53.8%). Después de recibir una invitación a visitar alguna página web sospechosa, el 65.6% de usuarios de banca online y 66% de comercio electrónico modifican sus hábitos.

ciberseguridad

Confianza en el ámbito digital

En los últimos análisis se viene observando una reducción de la confianza en Internet por parte de los usuarios. Por primera vez en el estudio se alcanza un mínimo del 39.9% de los usuarios que confía bastante o mucho en Internet.

Dos tercios de los usuarios estiman que su equipo informático o dispositivo móvil se encuentra razonablemente protegido frente a las potenciales amenazas de Internet.

El principal riesgo en Internet según la percepción de los usuarios es el robo y uso de información personal (45.8%).

Los peligros más valorados por los panelistas son la infección de malware en su equipo/dispositivo (81.9%), el acceso, compartición, pérdidas o robo de archivos personales (79.5%) y la cesión voluntaria de datos personales (72.6%).

Los internautas opinan que la propagación de las amenazas se debe a la poca cautela de los propios usuarios (64,6%) y que sus acciones tienen consecuencias en la ciberseguridad (44,1%). Por otro lado, el 44,7% piensa que es necesario asumir ciertos riesgos para disfrutar de Internet.

Conclusiones del estudio sobre ciberseguridad

La ciberseguridad y confianza ha alcanzado un mínimo histórico en este último estudio de 2017, sólo el 39.9% de usuarios declara que tiene mucha o bastante confianza en Internet. Posiblemente, este resultado se deba a la cantidad de noticias que han ido apareciendo sobre incidencias de seguridad.

Uno de los incidentes con mayor repercusión fue el ransomwareWannaCrypt’, un gusano de red que aprovechaba una vulnerabilidad de Windows. Los ciberatacantes han descubierto que las empresas y las entidades públicas son los objetivos de los que sacan mayores beneficios.

No por ello los equipos personales están fuera de peligro, ya que también hay cibercriminales que aprovechan esta vulnerabilidad para utilizar los recursos de los usuarios sin su consentimiento para crear redes de minados de criptomonedas y así conseguir un beneficio económico.

Los usuarios creen que las infecciones por malware son el mayor riesgo de Internet, pero más de la mitad de ordenadores y casi un cuarto de dispositivos Android presentan virus sin que ellos lo sepan, por lo que es importante la concienciación sobre los sistemas de protección.

Post relacionados

La nueva normativa RGPD: Cómo afecta al consentimiento informado El nuevo Reglamento General de Protección de Datos fue aprobado hace ya casi dos años, lo que significa que a partir del 25 de mayo de 2018 se acabará el tiempo de adaptación que dejó la Unión Europea. ¿Qué cambios trae ...
5 tips básicos para mejorar la ciberseguridad en tu empresa La ciberseguridad es, a día de hoy, uno de los principales aspectos que deben tener en cuenta las empresas que están en medio de su proceso de transformación digital. Sin embargo, a día de hoy, aún queda mucho por hacer,...

Deja un comentario